07 julio 2010

Ni vos ni yo nacimos para ganar

Señores, el de ayer fue un partidazo (de nuevo, no soy super fanática).
Después de seimfinales sólo quedan los primeros cuatro puestos, nadie se imagino durante las eliminatorias (recuerdo: clasificamos últimos, empatando con Costa Rica) que iban a llegar tan lejos.
Esta selección tiene magia. Nos dieron mil razones para estar contentos. Y no se han vuelto.

Es un juego y se puede perder o se puede ganar. Con cómo perdieron no podemos quejarnos; yo por lo menos no lo voy a hacer.
Es cierto, podían haber ganado, el juez podría haber cobrado ciertos offsides y faltas, todos los jugadores de Holanda podrían haber estado con dolor de estómago, un hada madrina podría haber recuperado mágicamente el tiempo o se podría haber ido a tiempo suplementario.
Podrían haber pasado mil cosas.

Pero lo que si pasó es que jugaron como nunca. Como gladiadores.
Metiendo huevo y metiendo técnica. Con corazón y con trabajo duro.

Ayer en 18 (si bien eramos menos) se seguía escuchando Uruguay nomá.
Así que ahora, vamos por el tercer puesto.

De ultimos al podio :D
o al cuarto puesto ;)



Dijo Tabárez: "Nos tocó a nosotros, pero no es momento de andar llorando ni andar buscando excusas. Intentamos pero no pudimos, ese el resumen que hago yo. Estoy orgulloso de mis hombres”.




Ni vos ni yo nacimos para ganar
Pero no importa se trata de luchar
De agachar la cabeza sin dejarla de gozar
Nunca te olvides la vida sigue igual

Hay tanta gente que vive sin saber
Que mucha gente muere sin conocer
Que es un gol sobre la hora
Cantando en la Ámsterdam
Y si perdiste la vida sigue igual

Hay que buscarle la vuelta a la verdad
Las ilusiones hay que recuperar
No me bajes los brazos
Que tenemos que jugar

Nunca te olvides
la vida sigue igual
No dejes de pelear.
La vida sigue igual.

4 comentarios:

  1. Abstracto: ellos son rocanrol. Yo nada más relato.

    ResponderEliminar
  2. Me encantan tus relatos Molly, che sabes quien soy??

    ResponderEliminar
  3. Abstracto: jaja muchas gracias. Me costó un poco darme cuenta pero ya sé :D

    ResponderEliminar

Este blog se abastece gracias al Guionista de Dios, y tus comentarios.